Ya estamos listos para empezar la semanita con el pie derecho, pero sobre todo con la Bendición de Dios